Publié par : lettresdemontreal | 30 octobre 2008

¡José Raúl para presidente!

Ayer Obama hizo un resumen de sus discursos. Durante 30 minutos los norteamericanos, los canadienses, y todos los que en el mundo pudieron verlo, tuvieron un flashazo del futuro que nos espera, porque lo queramos o no, lo que pasa en EE.UU. sigue marcando la pauta de lo que tiene lugar en el mundo.

Ayer yo tuve también un flashazo de cual será el futuro de mi patria, de Cuba, donde hasta hoy se mantiene en el poder un gobierno que hizo creer a varias generaciones de cubanos que sería el que nos dignificaría, el que nos sacaría del subdesarrollo, el que nos mostraría el camino hacia una sociedad mejor, en un mundo que no tendría más remedio que seguir el mismo camino. Pero nos defraudó, porque puso en primer lugar las relaciones de fuerza, porque Cuba es hoy más pobre de lo que nunca ha sido, porque los sueños de los cubanos de activa participación en los destinos de su país, son cada día que pasa, relegados a las “calendas griegas”.

Ayer yo supe que el próximo presidente de Cuba tendrá que ser, por la lógica de este siglo XXI, un hombre nacido en el medio de los dilemas existenciales que han caracterizado al siglo XX, siglo heredero a su vez, de las taras y prejuicios del XIX.

Ayer me dí cuenta que ese presidente de Cuba tendrá que ser un hombre, que como mi hijo José Raúl, ha nacido de madre negra y padre blanco, que comparte, como lo hace Obama, los legados positivos de ambas culturas en las Américas, que sabrá evitar, como lo hace Obama, los excesos y mezquindades de ambas comunidades, que sabrá aunar, como lo hace Obama, las voluntades y el mejor esfuerzo, de los mejores hijos de ambos componentes esenciales (y de todos los demás), que constituyen las identidades norteamericana, cubana y caribeña.

Por eso, desde hoy, propongo simbólicamente a mi hijo José Raúl Colón Martínez, para presidente de la Cuba que se avecina, de la Cuba, que por primera vez hará justicia a su abuela africana y a su madre mulata, de la Cuba que sabrá ser tolerante con sus hijos sin distinción de razas, credos religiosos o políticos.

De la Cuba que sabrá re-hermanarse, siempre desde el respeto, con su vecino norteño y por ello representar mejor los intereses de sus hermanos del Sur.

Por una Cuba así, yo propongo, simbólicamente, a mi hijo José Raúl, como presidente.

Bientôt en français!


Responses

  1. hermoso, sugerente y realista. Cuenta con mi voto desde donde quiera que esté. Quizás sería interesante organizar una votación de deseo simbólico por el futuro.
    Un abrazo,
    Félix

  2. Ya no dejan poner comentarios en kaos. Muy sugerente tu articulo y la esencia de lo que necesita nuestro pais. Cuenta con mi voto.


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :