Publié par : lettresdemontreal | 15 mars 2009

El Festival de filmes sobre los derechos humanos de Montreal cumple 4 años.

4ta edición del FFDPM

4ta edición del FFDPM

El viernes pasado en el Alumni Auditorium del Henry F. Hall Building de la Universidad Concordia de Montreal, se inauguró la 4ta edición del FFDPM. Desde los preparativos de la 3ra edición, he estado colaborando con este esfuerzo de diferentes organismos y personas de la gran metropolis quebequense.

Para un cubano, « criado » en la ojeriza de todo lo que sea « derechos humanos », como lo han sido todas las generaciones nacidas después de 1959, participar en este tipo de tareas constituye una importante y sustancial experiencia de autosuperación y de desintoxicación ideológicas.

Entrar en contacto con la visión de infinidad de realizadores de todo el mundo, quienes tratan en sus filmes y cortometrajes los dilemas humanos que caracterizan a cada uno de sus países y pueblos, constituye un despertar tanto a la diversidad de los males, como a la similitud de sus causas.

El ser humano sigue siendo en el 2009 no solamente la especie dominante en el planeta, sino también la que mayor daño se causa a si misma y a las demás. Para hacer esta labor que en otras épocas llamarían « infernal » y que ya hoy habria que reconocer lamentablemente « humana », se esgrimen las « motivaciones » más diversas, desde las religiosas hasta las ideológicas, pero todas siempre tienen en comun el hecho de servir al control y dominio de muchos por unos pocos.

La Humanidad se propuso septiembre del año 2000 ocho metas para el 2015, a saber los asi llamados: « Objetivos de Desarrollo del Milenio ». Líderes de 189 países se reunieron en esa fecha, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York y aprobaron la « Declaración del Milenio », acuerdo que comprometia a trabajar de manera conjunta para construir un mundo más seguro, más próspero y más equitativo. Un plan de acción con 8 objetivos mesurables y con límite de tiempo que debían alcanzarse para el año 2015, fueron:

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre

2. Lograr la enseñanza primaria universal.

3. Promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer.

4. Reducir la mortalidad infantil.

5. Mejorar la salud materna.

6. Combatir el VIH y SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Bien es conocido que ha pasado desde entonces, ninguno de esos objetivos se ha acercado a visos de solución o mejoría, el mundo sigue siendo un lugar muy hostil para niños, mujeres, enfermos crónicos, pobres, y el medio ambiente se degrada a ojos vistas.

De esos ocho temas trata la serie de ocho cortometrajes que constituyó el filme de inauguración del Festival: « 8 » de los realizadores: Gael Garcia Bernal, Jane Campion, Jan Kounen, Mira Nair, Gaspar Noé, Abderrahmane Aissako, Gus Van Sant y Wim Wenders.

La elección de este material para la inauguración permitió que la misma haya sido la más impactante de todas las  realizadas. La asistencia fue numerosa, los aplausos abudantes, las donaciones para que el FFDPM siga viviendo, modestas, pero más de lo esperado en estos tiempos de crisis.

En una ciudad multicultural y multiétnica como lo es Montreal esta festival es una necesidad. En el mundo también lo es, enfrentar de una manera multilateral y compleja los « objetivos » incumplidos. Los estados de revelan una vez más incapaces de darles ellos solos una solución sostenible. Los individuos podemos hacer algo si somos cada vez más a aportar algo a la solución. El corto de Wim Wenders lo muestra de una manera clara y no utópica, el profesor de economia de origen bangladeshí: Dr. Muhammad Yunus lo ha explicado y aplicado en su pais natal, se trata del microcredito y de la participación persona a persona, de Norte a Sur, de Este a Oeste, en cualquier dirección. Miles de personas lo aplican ya en el mundo y ayudan a salir de la miseria a otros cientos de miles. Para que esta solución, una entre tantas evidentemente,  se haga más fuerte, es imprescindible que se extienda y que millones puedan colaborar. Sirva este modesto esfuerzo a difundir el mensaje y hacer interesarse en él a muchos otros.

Cuando tres huracanes el año pasado asolaron mi pais y el estado cubano comenzó a jugar el « jueguito » de los peores políticastros de rechazar ayudas por su « tinte » político, desde este blog propuse que nos ayudaramos entre nosotros mismos, primero los cubanos del exilio a los de la isla, de persona a persona, de familia a familia, de familia a vecinos y asi hasta donde cada cual pudiera y quisiera llegar. La idea no es nueva, la posibilidad es tan antigua como la Humanidad misma. Es preciso reinventar y reinventarnos, para dejar de ser entes pasivos, dependientes de políticas de estados y partidos, de « organizaciones de masas » e iglesias, o templos, o mezquitas. Es preciso tomar los destinos personales, familiares, comunitarios, y hasta donde llegue la capacidad y la energia en las manos de la mayor cantidad posible, para que seamos cada vez más responsables y para que haya cada vez más soluciones a los problemas de un numero mayor, pero individualmente, porque cada ser humano es único y ese valor es el que puede salvarnos como especie.

Bientôt en français!


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :