Publié par : lettresdemontreal | 3 septembre 2010

Homeopatía castrista o la « política del cuentagotas »

De la guerra nuclear en Irán a un mea culpa por la homofobia de los UMAPs y cia. ¡Que para e palo!

Pero como para los eternos aprendices El príncipe, cada acción tiene que tener un sentido político, aquí va la decodificación que puedo hacerles del último tratamiento homeopático castrista.

1. Hacerle un guiño al hermanito, para decirle: « vamos bien raulito, sigue por ahí, que la cortina de humo sigue funcionando ».

2. Darle un poco de « ala » a los « maricones de culo », siempre y cuando ello permita cortarle las correspondientes a los « maricones de mente »*. « Matar dos pájaros de un tiro », una vieja máxima guerrillera.

3.  Tratar de aflojar un poco lo de « ser temido » (Ver El príncipe), porque aunque lo de « ser amado » no le salga ya ni por equivocación, no está bien abusar de la providencia.

4. « Seguir dándole candela al jarro, hasta que suelte el fondo », porque hay que vivir de algo chico…

5. Tirar el ultimo cabito, la ultima escupitá, el ultimo gargajito, antes de estirar la pata.

En el libro de Marcos 4:3-9. se puede leer la parábola del sembrador:

«Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar, y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron. Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra. Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto. Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno. Entonces les dijo: El que tiene oídos para oír, oiga.»

Junto al camino, en pedregales, entre espinos, pero jamás en buena tierra. Ese es el futuro que le depara la historia a la palabra homeopática de los Castros.

El que tiene oídos para oír, oiga…

*Esta es una terminología del castrismo de carroza, recientemente recordada por Felix Sautié en el documental: Tebas


Responses

  1. Querido amigo, debo plantearte una aclaración necesaria, pues la frase que pones en boca mía como propia, extraída del documental de Maysel Bello mi amigo también, debo decirte que es un relato de lo que me planteó textualmente el famoso teatrista cubano ya fallecido Adolfo de Luis cuando yo entré en el consejo de cultura, que por cierto debo informarte también que Adolfo era primo mío. Precisamente esa frase calón mucho en mi conciencia y fue un detonante para que yo, recién estrenado en aquel cargo, tomara conciencia de la barbaridad que se estaba haciendo en el CNC, según he relatado en varios espacios incluso cuando la guerrita de los e-mail.
    Debo decirte que esa confusión resulta dañina para mi persona por cuanto puede inferirse que yo uso ese concepto en mi vida cuando fue todo lo contrario.
    un abrazo
    Félix Sautié Mederos.

    • Estimado profesor Sautié,
      No era ni es mi intención atribuirle la frase a usted, sino a quien a usted se la dijo y a la « filosofía » de la época que se esconde detrás, cuando era « preferible » para ‘algunos’ que existieran homosexuales apolíticos, aunque los despreciaran por su condición mas que a un animal muerto.
      Disculpe si en algún momento le pude perjudicar.
      Saludos cordiales de Raúl


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :