Publié par : lettresdemontreal | 18 janvier 2011

De una leonera, ¿a un cucarachero?

«“La élite verde olivo intentó crear un paradigma de comportamiento humano, superior a lo que se había logrado bajo la sombrilla del capitalismo, pero la vida demuestra, con creces, que hemos retrocedido. Los arranques populistas y el igualitarismo sentaron las bases para levantar un muro de mediocridad que no va a ser fácilmente demolido. Cuba se ha convertido en una leonera”, sentenció un profesor universitario que, atinadamente, no quiso identificarse.»

Acabo de leer esto que aparece aquí arriba en Cubanet y lo primero que me vino a la mente fue la expresión: ¡al fin!

Comienzan a reconocer en Cuba que se vive en una sociedad depauperada, no solamente en lo económico, sino también, y ello es definitivamente lo peor, en lo social, en lo psicológico, en lo más intimo de la identidad de todo un pueblo: la familia.

En ese artículo se reconoce también que antes de 1959 existían valores de cortesía y de decencia que deben ser « explícitamente » reconocidos y recuperados.

Lo que no se dice allí, ni todavía en ninguna otra publicación, es que el éxodo masivo que sufre Cuba desde hace decenios es también es un éxodo por causas psico-sociales. La « leonera » en que las élites verdeolivo han convertido a la nación, en muchos lugares es ya un cucarachero, donde los olores, (o más bien los hedores) se confunden con el color de la vida que se lleva, donde las aspiraciones se reducen a los instintos mas básicos de un animal.

¿De que estamos hablando cuando se discuten reformas o cambios en Cuba?

Estamos hablando en primerísimo lugar de un renacimiento espiritual de la nación. De una limpieza general del alma común enfangada por medio siglo de castrismo nivelador hacia el menor denominador común.

Va a ser un trabajo hercúleo, muy comparable al de la limpieza de los establos de Augías, pero no va a ser un semidios griego ni isleño quien lo hará. Vamos a tener que ser todos y cada uno de nosotros. Desde nosotros mismos primero (pues somos portadores en parte de ese « legado ») y luego con cada uno de los miembros de la familia, del clan familiar, de la comunidad, de la sociedad.

Íntimamente ligado a la tarea de reinspirar la democracia en el cuerpo de la nación va a estar esa otra indispensable labor de reconstruir y desarrollar la decencia publica, las buenas maneras sociales, el respeto a los mayores y a los niños, a las mujeres y a los desvalidos, la piedad y la misericordia, aun si connotados religiosamente.

Una sociedad que funciona es una sociedad en la que sus miembros respetan reglas que son consensuales, pero que son difícilmente violables por la exigencia generalizada de cada miembro de ella.

Cuando en la década de los noventa algunos compatriotas comenzaron a ejercer la profesión de « buzos » en los basureros de la capital primero, y luego a lo largo del país, ese fue un índice de que algo andaba muy mal en el espíritu del pueblo. Antes ya existían muchos otros indicios, la corrupción generalizada en las misiones angolana y nicaragüense, los frecuentes escándalos de jefazos corruptos de la UJC, el ejército y el MININT. La degradación carcelaria de la calidad de vida en las escuelas en el campo. Una y mil señales de que por doquier « olía a podrido ». La gota que colmo la copa fue la muerte en enero del 2010 de 26 enfermos de Mazorra, por criminal negligencia y desidia.

Para evitar caer definitivamente en el cucarachero que nos proponen los Castros ahora, tenemos que hacer cambios en Cuba, y hacerlos sin ellos, pero uno de los más importantes, quizás sea el que más urge, es el del civismo que perdimos.

 


Responses

  1. ¡Excelente artículo, Rauli! Estoy super consciente de que llevas razón en todo lo que has escrito aquí. Han sido muchos años y el deterioro y la dejadez general donde más se refleja es en la pérdida de los buenos valores. Por eso, tengo días terribles en los que me pregunto si nos será posible ver ese renacimiento de Cuba. Abrazo.

  2. Qué horror. Qué fracaso, y todavía insisten.

    Gracias y bendiciones,

    Belkis


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :