Publié par : lettresdemontreal | 22 février 2011

¿Que se oculta tras el espaldarazo de Castro a Gaddafi?

Gaddafi arde en las llamas de una guerra civil que él mismo ha provocado, luego de 42 años de autoritarismo « iluminado » y feroz represión de cualquier intento de disidencia en su propio pueblo.

Parafraseando un viejo refrán se podría decir que cuando un dinosaurio ve las barbas del vecino arder, trata al menos de consolarlo y envalentonarlo para que el fuego llegue más lento o (ya bien quisiera) nunca llegue a su propia pelambre.

Es lo que está haciendo Castro nuevamente, pública y privadamente con Gaddafi, pues ya lo hizo antes cuando la primera y segunda guerras del Golfo, enviándole recaditos a Sadam Hussein, para que no se rindiera,  para que llevara la madre de todas las batallas como el « invencible estratega de bunker » siempre ha hecho. Sadam no le hizo caso, pero Gaddafi parece que sí, y ahí vemos las noticias sobre la convocatoria a los « comités  populares », o mejor aun « comités de defensa de la revolución », ¿les dice algo ese titulillo?, convocatoria a salir a las calles a partir de mañana y atacar a los descontentos, a arrasar casa por casa con los habitantes de la ciudad de Benghazi, la insumisa y de Libia entera si fuera necesario.

Una vez más vemos de que calaña están hechos los tiranos. Este tiene el desparpajo de decir utilizando la tercera persona que él no es un hombre « normal », y que no ha demisionado porque « no tiene título, sino que él esta solo con su fusil », para luego decir que cualquiera que sea sorprendido con armas será ejecutado, y que si el pueblo rebelde no entrega las armas, « habrá carnicería ». ¿Qué ser humano en sus cabales después de tan obtusas palabras consentiría en rendirse?. ¡El que se dice líder de una revolución no es más que un psicópata que se burla de su pueblo diciéndole que él si esta armado y que ellos si lo hacen serán ejecutados! Ese es el personaje al que Fidel Castro dispendia sus consejos y del que dice que pobrecito es víctima de una campaña de mala prensa internacional.

El pueblo libio no tiene marcha atrás. Si el egipcio se vio ante la posibilidad de una eternización de las protestas por la testarudez de Mubarak, el libio se enfrenta al genocidio de manos de su propio ejército, policía y mercenarios locales o regionales del Carnicero de la Cirenaica como ya se le puede ir llamando.

¿Esos son los amiguetes del más viejo tirano de las Américas? ¿Esos son los consejos que le ofrece?

El mundo está cambiando de color mucho mas rápido de lo que nunca fue la peor pesadilla de los autócratas. A Castro o a los dos Castros no les puede deparar el destino nada mejor.


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :