Publié par : lettresdemontreal | 21 avril 2011

El sexto y el vigésimo sexto. PCC y PCUS, dos partidos al borde del abismo.

Cuando en febrero de 1981 se celebró el 26 congreso del PCUS, Brezhnev apenas si apareció en la televisión soviética, pues ya para esa época era una masa amorfa que apenas se movía por si mismo, y mucho menos se le entendía lo que decía. Para poder trasmitir a la población del imperio soviético las ideas esenciales del discurso central a ese congreso, que debía hacer el primer secretario del partido, como era costumbre, se tuvo que recurrir a los servicios de un locutor profesional desde un estudio de radio. En la televisión solo se mostró el principio y el final del discurso de Brezhnev, que ni los mismos rusos entendían.

1981 no era un año fácil en el panorama de aquel país multinacional. Las olimpiadas de Moscú el año precedente habían sido un fiasco por la no participación de numerosos países occidentales en protesta por la invasión soviética de Afganistán en 1979. La economía andaba mal, comenzaban a escasear los alimentos (salvo en Moscú por supuesto), las relaciones con los EE.UU. eran muy delicadas y para colmo los malditos polacos comenzaban a dar dolores de cabeza con Solidaridad.

En esa ocasión, de los 14 miembros (edad promedio 69 años) con derecho al voto del Politburo soviético, ni uno solo fue removido, todos fueron reelectos. Igualmente, los 8 miembros sin derecho al voto (edad promedio 65 anos) fueron reelectos. Brezhnev tenía ya en esa época 74 años y había aprendido muy bien la lección que le había aportado del error de Jruschov, al situar este a un joven competidor en la cercanía de las posiciones claves del poder.

En Cuba acaba de celebrarse en 6 congreso del PCC y como este evento está mucho más cerca en el tiempo no es necesario abundar demasiado en los rasgos característicos del presente cubano. Recordemos tan solo los esenciales: 1. Crisis económica sostenida desde 1991. 2. Envejecimiento también sostenido de la población en general y en particular de la dirección del país (ratificado por el congreso de marras)[1]. 3. Descredito creciente del país ante la comunidad internacional en particular ante los acreedores e inversores, por el no pago de la deuda y por el recrudecimiento de la situación de los derechos humanos en la isla. 4. Relaciones tensas con los EE.UU. aun cuando el presidente de ese país es el que más señales de disposición al dialogo ha enviado a sus pares de La Habana y que goza de un prestigio internacional como pocos de sus antecesores.  5. Creciente descontento de la población cubana con la situación interna y un paulatino reforzamiento de la disidencia interna (a pesar de la represión persistente y sofisticada del gobierno) así como de la disidencia externa, exponencialmente proyectada gracias a las nuevas tecnologías de la información.

En la URSS el XXVI congreso del PCUS con toda su apariencia de firmeza y de carácter inclaudicable fue el comienzo del fin. En 1985 llegó Gorbachov al poder, en 1986 se celebró el XXVII congreso del PCUS que adoptó la Perestroika y la Glasnost, y en 1988 la XIX conferencia del PCUS preparó de hecho las condiciones para el cambio del sistema, con su declaración sobre la democratización política, lo que desencadenó como una avalancha el proceso que se produjo después.

¿Podemos pensar los cubanos que este sexto congreso del PCC es muy diferente de su « hermano » en la historia soviético?

Muy difícilmente, por que la Historia tiene esa maña de repetir lo que ha sido tragedia como parodia o comedia y eso es lo que nos espera en Cuba, una parodia muy tropical y a la castrista de los últimos años o meses de lo que fue el imperio más grande de la historia.


[1] Vean la composición del buro político de este partido comunista cubano, sumados los años de esos personajes dan uno o dos milenios por lo menos.


Responses

  1. Pensaba abundar en ese tema. Lo primero que me vino a la mente fue aquellos vejestorios que gobernaban la URSS


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :