Publié par : lettresdemontreal | 13 juillet 2012

Entre macrocrisis y miniaperturas

Las comillas del titulo de este post, son para significar que los términos no son míos, sino tomados del último post de un periodista de origen uruguayo, que trabaja para la BBC en Cuba. Fernando Ravsberg ha hecho en los últimos años gala de una crítica que es la “ausente” crónica de los medios cubanos: el reflejo de la verdad y del sentido común.

En Cuba se está en plena epidemia de cólera. Eso ya lo sabe todo el mundo, claro, menos los cubanos. En la prensa de la isla se habla ahora, tardíamente como siempre, y en “términos científicos”, de la mortal enfermedad. Vean, ¡el pueblo cubano es demasiado culto y le ofendería hablar simplemente de CÓLERA!… También y para colmo de males, se acusa a dos pobres viejos por morirse a causa de ella, entre ‘otras enfermedades’…Otros medios hablan de decenas de muertos y miles de enfermos.

Lo que está en evidencia con esta epidemia son muchos otros problemas. Para empezar: ¿Cuál es el costo social y ya ahora en vidas humanas que el pueblo cubano tiene que pagar por una política de venta de servicios médicos a países, que seguramente lo necesitan, pero que afecta seriamente la funcionalidad y la eficiencia del sistema de salud cubano?

¿Hasta cuando el cuerpo medico cubano se va a quedar callado sobre las políticas arbitrarias y antimédicas que los gobernantes cubanos le han impuesto a lo largo de decenios? Que un viceministro de la salud haya dado la cara una vez y haya obviamente pagado las consecuencias, no es a todas luces suficiente. Se necesita coraje y voluntad para denunciar, frenar y revertir la impunidad y la continuidad de un enfoque politicastro y antihumano hacia la atención medica de la población cubana, esta última sí, misión principal de cada doctor cubano.

¿Cuántas enfermedades antes “exóticas” en la isla, se han importado de África y de otros continentes por hacer asumir un riesgo irresponsable a médicos y paramédicos cubanos?

Todas estas cuestiones y muchas otras son la prioridad, ya imposible de ocultar, a 11 millones de seres que viven o mejor dicho sobreviven en un estado de cosas en el que no tienen participación y decisión alguna. Todas las decisiones son tomadas por una clique que se cree investida de un poder divino que le habría otorgado el haber derrocado la tiranía previa a la por ellos instaurada.

Cuba se debate entre una macrocrisis endémica y miniaperturas que ni siquiera funcionan ya como válvula de escape, pues escape dejó de haber hace tiempo en ese país saqueado y puesto de rodillas.


Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Catégories

%d blogueurs aiment cette page :